La casa de la vida del Marcelo Ruíz Doctor en Quiropráctica, Quiropráctico, ayudamos a mejorar los dolores de espalda, dolres de cabeza, dolores de articulaciones, dolores de huesos, artritis, migrañas, hernia discal
Ir a la página principal Contacte con nosotros Quienes Somos - Dónde Estamos - La Quiropráctica - Nuestro Centro - Preguntas y Respuestas
  LA QUIROPRÁCTICA - CASOS PRÁCTICOS
Tengo muchos pacientes que vienen a verme con hernias discales. Todos ellos vienen porque en su día la quiropráctica ayudo a un amigo o familiar con el mismo problema.

El testimonio que os presento a continuación es largo pero vale la pena leerlo. La conclusión que sacamos es que al final todos tenemos opiniones. Un traumatólogo tiene la suya, un neurocirujano la suya y un quiropráctico la suya (y además dentro de las tres especialidades cada uno puede tener una distinta).

La quiropráctica siempre te aconseja: primero prueba aquello que es menos agresivo para el cuerpo y si esto no te funciona entonces ya podrás aventurarte a tratamientos más agresivos. Un ajuste quiropráctico no es nada agresivo y empiezas a ver bastante pronto si tu cuerpo puede o no solucionar el problema por si solo.

Mi Testimonio (Natacha)

He sido bailarina profesional durante 17 años, a causa del baile tengo hernias de disco desde L-3 al S-1.

Empecé con una ciática que fue cada vez a peor y a peor, hasta que me quedé totalmente con el tronco doblado. Fui a ver al traumatólogo y me dijo que en 15 días podía operarme. La operación consistía en quitarme el disco y ponerme una chapa en la espalda para que se quedase firme.

Decidí esperar (la operación me daba miedo) y seguí con calmantes y antinflamatorios. Me pusieron durante 10 días un tipo de inyecciones pero no reaccionaba, otros 7 días con otras inyecciones y nada. Probé con fisios, osteopatía, acupuntura y rehabilitación, Me aliviaban un poco pero a las pocas horas volvía a estar con unos dolores terribles. Desesperada ya me fui al neurocirujano y después de esperar otros tres meses para ver si mejoraba, decidí operarme.

La operación salio muy bien según el neurocirujano pero cuando me intentaba levantar de la cama, al poner presión en la cadera me zumbaban los oídos y perdía el conocimiento del dolor. Me volvieron a ingresar por urgencias y con tres traumatólogos más y el neurocirujano me hicieron pruebas de todo tipo. No veían en las pruebas ningún motivo por el cual no me pudiera levantar así que decidieron volver a abrir para ver que estaba pasando dentro (En un mes me operaron dos veces).

Parece ser que tenía fibrosis, asi que la recortaron bien y a casa. Cuando intente levantarme de la cama no pude. Volví a llamar al neurocirujano y la respuesta fue ¨lo siento mucho pero no sé el motivo de lo que le pasa. Vamos a probar con la unidad del dolor¨

Imaginaros mi calidad de vida; esto que os cuento sucedió en un año y medio, que se dice pronto, un año y medio en el cual los dolores eran continuos, sin descanso en ningún momento del día. Tuve que dejar de trabajar, no podía hacer nada, dependía de todo el mundo, me daban de comer en la cama, me lavaban, me peinaban, me tenían que llevar al baño en brazos y sujetarme hasta que terminara., una situación bastante humillante, pero no había otra, y lo peor de todo es que se tuvieron que llevar a mis hijas de 5 y 3 años porque yo no podía encargarme de ellas. ¡si estaba postrada en la cama y mi marido no podía dejar el trabajo ¡Una situación dramática de verdad!

Cayó en nuestras manos la tarjeta de Marcelo, Dr en quiropráctica, no sabía que era pero a la desesperada vas donde te manden. Me llevaron en brazos literalmente, me tumbaron en la camilla y empezó a ajustarme Marcelo. Esa tarde salí andando, despacito pero andando, ¡no daba crédito¡ ni yo ni nadie. A los 3 días dejé toda la medicación, adolonta, orfidal, myolastan, nolotil.y al 5º el dolor de pierna me desapareció!!! ¿ un milagro? Para mí si, Marcelo decía que tenía la pelvis fuera de su sitio y varios pinzamientos. Los ajustó y desapareció el problema.

Algo no me cuadraba. ¿Como podia ser que la quiropráctica, sin dolor y sin medicinas, me quitara un problema que llevaba año y medio y para el que ya habia visitado a tantos especialistas?

Decidí seguir investigando y me fui al traumatólogo de la SS (sin ningún dolor, pero él no lo sabía). Después de estudiar mis pruebas me dijo -¿para que te operas dos veces de hernia si lo que tienes es Síndrome Piramidal?, ahora si que vas a tener problemas por haberte operado. Solución, te tomas 8 pastillas diarias, más ½ myolastan durante 4 meses, y si no mejoras te ponemos infiltraciones y si no mejoras neutralizamos el músculo y listo¡

La conclusión que saque de todo esto es que cada especialista tiene una opinión, y que cada opinión esta limitada por la profesión de cada uno. Marcelo me hablaba de esto y me decía ¨dentro de las opiniones, siempre prueba primero aquella que sea menos agresiva para el cuerpo, y si esto no te funciona, entonces ya puedes probar otras cosas¨

La menos agresiva resulto ser la quiropráctica y además la que me soluciono el problema. Desde entonces he leído todo lo que he encontrado sobre quiropráctica y cada vez comulgo más con la idea de que el cuerpo tiene la capacidad de curarse siempre y cuando este funcionando bien.

Mi problema de hernias no fue un problema que ocurrió de un día para otro pero sin embargo los síntomas no salieron hasta muy avanzado el problema. Ahora entiendo que es una locura esperar a que los síntomas aparezcan para decidir si estoy bien o mal. Marcelo sigue mirando mi columna todas las semanas para ver si todo está bien. Cuando algo esta fuera de su sitio lo ajusta y ya no espero a tener síntomas para ir a verle. Por supuesto que va mi marido que tenia migrañas y ya no las tiene, mi madre que tenia problemas de rodillas y mis dos hijas a las que no les pasaba nada. Curiosamente desde que se ajustan ya no se cogen ningún resfriado. Al principio no lo entendía pero ahora si. La columna vertebral protege el sistema nervioso que esta directamente ligado a las defensas del cuerpo. Al estar todo ajustado y en su sitio el cuerpo esta mucho mas fuerte y puede luchar mucho mejor contra todo.

A mi la quiropráctica me ha dado la vida. Si quieres hablar conmigo llama a la consulta de Marcelo y pídeles mi teléfono. Me llamo Natacha Costales y estaré encantada de explicarte un poco más si así puedo ayudarte a que dejes la cirugía para el final. Lo que yo pase no se lo deseo a nadie.



Información Adicional:

 
 
Diseño y Mantenimiento Informático: CONSISTE Marcelo Ruíz Doctor en Quiropráctica - c/ Luchana 32 1º Izda - 91 593 14 74